¿Qué es el almacenamiento en la nube?

El almacenamiento en la nube implica archivar, organizar y distribuir los datos según se requiera, en distintos volúmenes de almacenamiento virtualizado consolidados a partir de distintos sistemas de hardware físico. En términos más sencillos, es la organización de los datos almacenados en algún lugar al que puede acceder cualquier persona que tenga los permisos adecuados, a través de Internet. No es necesario que esté conectado a una red interna (lo que se conoce como almacenamiento adjunto a la red), ni tampoco que acceda a los datos desde un disco duro propio o un sistema de hardware conectado directamente a su computadora. El almacenamiento en la nube se basa en la virtualización para crear las nubes que almacenan los datos. Piénselo de esta manera:

La virtualización extrae el espacio de almacenamiento de los sistemas de hardware físico (como los servidores de almacenamiento).

Las nubes son las agrupaciones de estos recursos coordinados mediante las herramientas de gestión, para que funcionen como un solo recurso. Los usuarios pueden acceder a estas nubes cuando lo soliciten mediante los portales de autoservicio, que son compatibles con el software de automatización y la asignación dinámica de recursos.

El almacenamiento en la nube es el proceso mediante el cual se guardan los datos en esas nubes.

Existen tres tipos de almacenamiento en la nube para las empresas: la nube pública, la privada y la híbrida. También hay tres maneras de dar forma a este almacenamiento: en bloques, archivos u objetos. Cada formato tiene sus ventajas y desventajas: los bloques son más rápidos, los archivos son más fáciles de comprender, y los objetos funcionan mejor con paquetes de aplicaciones nativas de la nube en contenedores. Pero algunos productos de almacenamiento en la nube definido por software pueden combinar los tres formatos en una solución unificada y fácil de implementar.