Beneficios de la Facturación Electrónica

 

A través de este modelo de gestión de facturas, multitud de empresas del sector financiero han modificado de forma positiva su manera de procesar los cientos o miles de facturas que reciben anualmente.

El principal beneficio que ofrece es permitir que las empresas lleven a cabo el intercambio de documentos sin la necesidad de recurrir al transporte físico de los mismos, ni a la impresión en papel, ni su consecuente almacenaje.

Podemos dividir los beneficios que aporta la facturación electrónica en dos bloques:

1) Beneficios de carácter ambiental y social: evitar la contaminación

La emisión de facturas físicas implica un proceso de tala de árboles, que se traduce a su vez en la contribución a la contaminación ambiental. Suprimiendo estos esfuerzos, se alcanzará el ahorro en impresión.

2) Beneficios de gestión: eficacia y crecimiento para las empresas

Evita el almacenamiento obligatorio de comprobantes físicos durante cierto tiempo.

Agiliza la conciliación de emisiones y pagos.

Automatiza el proceso de recepción y emisión de facturas, lo que supone no sólo minimizar gastos de gestión, sino también obtener de forma más rápida y eficiente estados de resultados.

Obtención de mayor liquidez, adelantando el punto de cobro, al llegar la factura de manera inmediata al destino.

Otro beneficio importante es la facilidad con la que la factura electrónica puede ser convertida en factura negociable, importante instrumento financiero para las pymes. Es un título valor similar a una letra, pagaré o cheque, orientado fundamentalmente a aquellas empresas que venden a crédito. La factura negociable permite a las empresas generar un financiamiento rápido y de menor coste en comparación con otros instrumentos financieros y bancarios, y sin necesidad de pasar por el proceso físico. Por consiguiente, el proceso de facturación electrónica beneficia no sólo a las entidades emisoras y receptoras de las mismas, sino también al país y sobre todo al medio ambiente. Las facturas electrónicas se han extendido y las físicas ya son consideradas secundarias o residuales en algunas partes del mundo.

En conclusión, la optimización digital está beneficiando a todo el mercado y poco a poco se llegará a un mundo empresarial totalmente digitalizado. El principal beneficio que genera la factura electrónica es para las pymes, que son las que más ventajas consiguen. Gracias a esta digitalización, una pyme que hoy factura electrónicamente y que haga negocios con grandes bancos se puede financiar oportunamente, de una manera más barata y de forma más competitiva a través de procesos como el Factoring. Al final lo que se logra es un virtuosismo increíble, y el principal beneficio es financiero, tanto para las pymes como para las grandes empresas, que automatizarán sus procesos de abastecimiento.